Logo cordon de vida

Cordón de Vida / Células Madre pueden mejorar lesiones ubicadas en el cerebro
compartir

Células Madre pueden mejorar lesiones ubicadas en el cerebro


El cordón umbilical, antes considerado un desecho médico después del parto, es una fuente rica en células madre vírgenes del organismo. Se ha comprobado científicamente que éstas se pueden utilizar exitosamente para el tratamiento de más de 80 enfermedades.

De ahí nace la importancia de preservar el cordón umbilical después del nacimiento de tu bebe, para tenerlo como respaldo en caso de que se tenga que recurrir a alguna terapia de este tipo para tratarlo de alguna afección con alto grado de compatibilidad.

Una de estas enfermedades es la parálisis cerebral, la cual es un trastorno neurológico, causado por un daño irreversible a las neuronas del tejido cerebral de diferentes grados de magnitud que puede afectar total o parcialmente funciones motoras, sensitivas, cognitivas y de la memoria. El proceso para tratar la parálisis cerebral tradicionalmente consiste en utilizar tratamientos de soporte como fisioterapia, terapia ocupacional y psicológica; para ayudar a disminuir los efectos y optimizar hasta donde sea posible las funciones motoras, sensitivas y cognitivas, de la persona afectada para suavizar el impacto que tiene esta enfermedad no solo para esta persona sino para todos los miembros de la familia y la sociedad que lo rodean.

En los últimos años y cada vez más, se están ensayando en todo el mundo, tratamientos experimentales en la parálisis cerebral con células madres, obteniéndose resultados muy prometedores y a veces increíbles, en pacientes que realmente no tenían ninguna otra posibilidad de mejorar con ninguno de los tratamientos que hasta ahora existían.

Este es el caso de una familia venezolana; sus hijos fueron afectados por esta condición y luego de llevarlos a distintos especialistas y probar con las terapias tradicionales, que no le estaban dando resultado, decidieron investigar sobre las células madre. Buscando la mejor alternativa que pudiera ofrecerle a sus dos hijos, decidieron partir al extranjero en donde les aplicaron a ambos pequeños varias inyecciones durante mes y medio, con un